El Derecho a la propiedad privada.

El Derecho a la propiedad privada.

Aunque ya he tratado al tema de la oKupación en una colaboración anterior, en esta ocasión hago mis aportaciones acerca de la propiedad privada.

Todos sabemos que el derecho a la propiedad privada está íntimamente relacionado con las ocupaciones, pero también se producen con demasiada frecuencia asaltos a propiedades y ataques a sus moradores.

Derechos fundamentales del individuo.

De los derechos que tiene una persona, considero que uno de los principales es el derecho a la propiedad privada, pues consagra uno de los cimientos de la sociedad en la que vivimos: tener tu propio espacio.
Y matizo: el derecho a que uno tenga su propiedad, no que el Estado te lo proporcione de forma obligatoria. Tú mismo, con tu esfuerzo, adquieres esa propiedad o el derecho a su disfrute.

Nuestro espacio, seguro.

En ese espacio pasamos gran parte de nuestro tiempo, descansamos, desarrollamos nuestra vida y la compartimos con la gente que queremos que esté con nosotros.

Además, en estos tiempos en los que ha cambiado la forma de trabajar y relacionarse, muchos usamos también nuestro hogar como extensión de la oficina Virtual.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actúan de forma correcta, a partir de la aplicación de las leyes vigentes y por tanto no tienen que hagan algo que se considere ilegal.

Legislación y garantías.

Para garantizar que todos podemos disfrutar de nuestro espacio privado, tenemos que adecuar las leyes para que, de forma más tajante en lo que afecta a nuestra intimidad, se vea asegurado nuestro derecho a mantener segura nuestra propiedad.

Todos los organismos con competencia legislativa sobre ello deben poner en marcha medidas más protectoras, como facilidades para poder comprobar de forma ágil los miembros de un hogar (para evitar la ocupación) o proteger al habitante legal de ese espacio.

En caso de un allanamiento o un asalto el propietario debe disponer de los recursos que le permitan defenderse, tanto físicamente como legalmente. No estoy a favor de legalizar el uso de armas a nivel individual, pero si no se protege al ciudadano, éste puede verse tentado a recurrir a ellas.

Asaltos a la propiedad privada.

Sobre el caso que ha salido recientemente en la prensa, en el que un anciano de casi 80 años mató a un intruso que entró en su vivienda de madrugada, es evidente que la justicia tendrá que decidir a partir de las investigaciones que se hayan producido.

En mi opinión, si tienes el arrojo necesario y defiendes tu propiedad y a los tuyos, puede ser que hayas cometido un error, pero está por encima la protección de uno mismo.
Si vamos a tener que preguntar cada vez que entra un «no invitado» a las 4 de la mañana en nuestra casa, a lo mejor no tenemos una segunda oportunidad.

Héctor Ayala Quintana.

Técnico en Ciberseguridad.

@hectordeayala

Artículos relacionados

Artículos recientes

Colabora con Comando Libertad mediante Paypal
Gracias por colaborar
Made with ♡ love © Comando libertad 2022
Política de privacidad – Política de Cookies – Aviso legal