Trabajar en la industria musical en España

javier lamela

España es un país grande por el esfuerzo de su gente, por eso queremos hacer honor a sus profesionales que aman su patria y hacen de nuestro país un lugar próspero. En este post, hemos entrevistado a F.J. Lamela ,compositor,arreglista y productor desde mediados de los 90’s. Gaditano afincado en Málaga, quien nos cuenta sus comienzos y nos explica cómo está el sector de la música en España.

Los comienzos de un artista

¿Cómo empiezas a producir música?

Mi familia siempre ha sido amante del arte en general y de la música en particular. Comienzo allá por
1994 componiendo sintonías,cabeceras y jingles para distintas emisoras de radio y tv,entre ellas nada
menos que a los 40 Principales de la Cadena SER. Compagino estos trabajos con la creación de música
Dance para la pista de baile,que era lo mas oído y vendido en ese momento

¿Quién ha sido tu mayor inspiración?

La inspiración la puede provocar cualquier persona,momento y/o situación. Las musas acuden en tu
busca por lo general sin quererlo y cuando menos te lo esperas.
Un café con alguien que te transmite una vivencia,un paisaje,un abrazo…todo ha sido fuente de
inspiración en mi caso.

¿Cuáles son los reconocimientos y éxitos de tu carrera?

Curiosamente mi primer trabajo» K-File» editado inicialmente con la discográfica Madrileña
WeekendRecords,y que posteriormente una Multinacional como la desaparecida WarnerBross (ahora el
conglomerado de multinacionales que incluye WarnerBross BMG,Sony,etc se denomina
UNIVERSAL),incluya tu canción en un álbum recopilatorio (Oh! The Dance Collection) ,donde compartas
espacio musical con gente de tanto renombre como Cher o Arman Van Helder.
Tras esta gran suerte,pude publicar con otros sellos discográficos españoles como Contraseña Récords
,sello valenciano archiconocido por su presencia activa durante los años del «Bakalao»,Fader Records y
MD Records.
A nivel internacional he realizado remezclas para grupos franceses como INSIDE «Fadding Away» , los
suecos POWDERBOX «Gimme Love», Alemanes como Mike Konling «Antidote» y en el lado mas latino ,en
República Dominicana ROBINSON MAÑON «Te Perdí».
He recibido premios por la composición y producción de diferentes sintonías para cortometrajes «La
escalera» y medallas de reconocimiento por sinfonía de conmemoración del centenario de la ciudad de
Estepona (Málaga).

¿A qué géneros te dedicas?

Como compositor y productor he sido bastante ambicioso y cauto (creo) y no me he centrado en ningún género musical concreto. He compuesto desde pop,hasa Techno ,pasando por
flamenco,reggaeton,sinfónica,orquesta….
En mi opinión la versatilidad en la composición y producción no te limita a la hora de trabajar y te abre la
puerta a ser un posible candidato en «casi todo».

El sector musical en España

¿Cómo está el sector de la música y la producción musical en España?

El sector musical español es deplorable y empresarialmente hablando tocado de muerte (en mi
opinión).La música como cultura no es un concepto que se haya asimilado por la población española en
general,y que el acceso a esa cultura tiene un coste tampoco. Todo esto unido a la desaparición de
espacios musicales en TV (Tanto estatales como privadas) en prime time,y los guetos empresariales
alrededor de «artistas» concretos, están consiguiendo matar el sector.
De hecho de la multitud de pequeños sellos españoles que existían en los comienzos del 2000,no han
sobrevivido ni el 25% de ellos. Creo que este dato es ya explicito en si mismo.

¿Cómo has vivido el cambio del consumo de música (digital) y cómo te has adaptado al cambio?

articularmente ,siendo la escuela donde se publicaba en vinilos y cd,el cambio a lo digital no ha sido
ningún tipo de trauma. De hecho desde los 90’s mi producción y grabación ya era en entornos digitales y
el engorro era tener que pasar ese formato digital de 1 y 0 a algo tan rudimentario como un corte de
vinilo.
El problema desde mi punto de vista no es el cambio de formato. Muchos vieron con la llegada de la
tienda digital y del streaming una forma de evadir las imposiciones y formas de dudosa legalidad que
muchas discográficas y sellos ponían en práctica con sus artistas y con las discográficas y sellos de la
competencia,muchos de los lectores no lo han conocido por edad pero fue sonado el caso de MaxMusic
y ValeMusic, dos discográficas Catalanas que ocuparon las portadas de prensa y telediarios por un tema
bastante escabroso.
Para los que sientan curiosidad os dejo el enlace aquí. Aunque me gustaría que no os quedaseis con la sensación uno es bueno y el otro es malo,aquí todos estaban dentro del mismo cajón.

Ahora sin vinilos ni cds, cómo se distribuye la música en España y como se gana la vida las personas que se dedican a ello

Pues la situación no ha cambiado mucho. Pero podemos diferenciar dos partes.Los artistas que buscan empezar en el apasionante y decepcionante mundo de la música,siguen en la
misma situación que yo conocí cuando empezaba en 1994-95,es que muchos artistas mandaban sus
maquetas en cassette y en cd a los A.R. de los sellos discográficos físicos y ahora lo hacen a sellos
virtuales donde sigue pasando lo mismo ,tu trabajo se guarda en un cajón o se tira a la papelera
directamente.
Esos artistas emergentes tienen muy pocas posibilidades,entre ellas una viable es la auto
publicación,que aunque tienen posibilidades ,créeme cuando te digo que está plagada de
complicaciones,dificultades y carece de lo mas importante la promoción.
Para estos artistas emergentes que no saben que hacer con su trabajo,hemos creado Marveloustracks,
un sello independiente muy modesto formado por tres socios melómanos y que conocemos de primera
mano lo difícil de publicar tu canción,música,producción.
Estamos encantados de recibir material susceptible de ser publicado y conocido por el gran público.
www.marveloustracks.com / info@marveloustracks.com
La segunda parte serían los artistas consagrados,estos también están sufriendo la crisis muy grave del
sector,pues ademas se une la falta de conciertos,festivales…. por el problema de salud que hemos vivido
desde el comienzo de 2020.Tal vez a ellos les salva en que pueden ir a programas de tv y hacer otro tipo
de actividad siempre y cuando comulguen con la ideología política de la cadena a la que ir (risas).

Industria musical y Gobierno

¿Recibe ayudas estatales el sector? ¿son útiles?

Tengo conocimiento de que existen ,pero puedo jurar que yo jamás he recibido ninguna pese a estar
reconocido como autor/compositor/productor por una sociedad de gestión como la SGAE.
No obstante ,si la ayuda existe,no llega al pequeño,me explico.
En el caso de las ayudas suelen llegar a las grandes productoras musicales,teatrales,cinematográficas
desde sociedades de gestión así como desde el gobierno que luego son repartidas entre sus
acólitos,perdón quiero decir entre sus trabajadores.

¿Qué podría hacer el gobierno para ayudar a los profesionales que se dedican a la música y al sector en general?

Principalmente reconocer que es un bien cultural real,no una pose. Fomentar la cultura musical de
forma real. Implementar la obligatoriedad que las tv públicas apoyen la música desde todas las
vertientes posibles teniendo horas de programación dedicadas a tal efecto en prime time. Y en mi
opinión obligar que haya cambios en las sociedades de gestión a la hora de repartir los «beneficios».Este
último tema es tan extenso que necesitaría un libro dedicado a él,pero el reparto económico de los
derechos de ejecución,comunicación publica,etc… es realmente desalentador,siempre cobran los de
siempre y el resto a mirar. Muchas personas si conocieran el funcionamiento real se quedarían boquiabiertos.

¿Crees que los ciudadanos valoran el trabajo de toda una producción musical, como profesional te sientes valorado por la sociedad?

Desgraciadamente los ciudadanos por desconocimiento en general no valoran el esfuerzo y el
trabajo y la inversión económica que implica una producción musical. Y en esto permíteme que señale dos problemas principales: Como he mencionado anteriormente la incultura musical que tiene un gran porcentaje de la población y
que desde los estamentos oficiales no se hace nada por mejorarla.
Por otra parte la cantidad de «cosas» que hay actualmente en el mercado a las que se les denomina
producción musical y distan mucho de serlo,simplemente son recortes de otras canciones (samples) o
bucles musicales (loops) donde se dicen autenticas salvajadas y que tienen que utilizar un
software/hardware como Autotune (Antares ) porque no saben ni siquiera entonar y se llaman así
mismos cantantes e interpretes y que desgraciadamente son populares porque detrás existen lobbies y
corrientes políticas que los sufragan y ayudan.Esa popularidad consigue que los menos doctos en música
crean que eso es realmente una producción musical de calidad.

¿Cómo los ciudadanos podemos ayudar a los artistas españoles y productores?

Pues haciendo un resumen porque lo primero seria conocer la realidad de los artistas de
verdad….Pensar que los que están en el candelero ,no tienen problemas «graves» pues están detrás
diferentes lobbies que se encargan de que no les falte el trabajo cantando o haciendo el chorra en
tv,pues ellos ganan de los artistas también y/o se lo cobran a posteriori.
Pero los pequeñitos los que no tienen presencia en los medios,lo pasan muy mal.
Para que os hagáis una idea Spotify paga 3 € aprox cada 1.000 reproducciones.
La ayuda es reproducir sus canciones si os gustan ,seguir sus actividades si os interesan,pero porque os
gusten de verdad,no porque fulano o mengano dice que es «guay» y es lo mas «cool» y hay que apoyarlo,
y creo que soy bastante explicito.
Y si os apetece os invito a oír el ultimo trabajo que hemos lanzado al mercado.
El rastro de un sueño con la interpretación de la artista rondeña Angela de la Cruz, escúchalo aquí.


Autor

  • Soy el Panchit0 más irreverente de las redes. Autónomo, Gay y exiliado del horror Comunista boliviano. Soy la fantasía de podemitas, PSOEs e independentistas.

Artículos relacionados

Artículos recientes

Colabora con Comando Libertad mediante Paypal
Gracias por colaborar
Made with ♡ love © Comando libertad 2022
Política de privacidad – Política de Cookies – Aviso legal