¿SON TONTOS LOS OBREROS QUE VOTAN A LA DERECHA?

Noticias en comando libertad

Siempre que los comunistas, socialistas o castrochavistas en general, esas izquierdas modernas innominadas, que se ocultan detrás del feminismo, los lobbies LGTBI, el ambientalismo, el animalismo y toda esa maraña de nuevos “ismos” en los que ocultan la podredumbre de la lucha de clases, la expropiación y su intención exterminadora de la industria y de la libertad, se enfrentan a partidos de otro corte de pensamiento y pierden, suelen sacar un argumento de la manga, que lanzan a la cara de “los pobres” u “obreros” que han votado por otros partidos que no comparten su veneno ideológico, como lo hizo Juan Carlos Monedero luego del varapalo que dio Ayuso y Monasterio a PODEMOS en las elecciones del 4M al líder de izquierda Pablo Iglesias, diciendo en una tertulia  “¿Qué pasa, que los que votan a la derecha cobrando 900 euros son Einstein?” o “los que votan a la derecha cobrando menos de 900 euros son «gilipollas».

El tema de la izquierda y la derecha, no es lo que voy a tratar en esta oportunidad, quedemos en que izquierda es todo el espectro político, que propende por un gran gasto público, un estado intervencionista, el cobro de muchos impuestos, que tenga una gran plantilla de personal pagado con dinero publico, muchos políticos y grandes cantidades de chiringuitos por todas parte; para decirlo en pocas palabras, la izquierda es el partido socialista, Izquierda Unida, Podemos y todos los animalistas, ambientalistas, antitaurinos, anticaza, feministas, lobby LGTABIQ+ y toda la caterva que acompaña y apoya el gobierno de Sanchez, los separatistas son de izquierda circunstancialmente, pero digamos  que son una forma de fascismo que hace parte en la actualidad del espectro de la izquierda española.

Por su parte a la derecha encontramos, en el centro casi izquierda al PP, y a la derecha conservadora a Vox, no hay más partidos serios a la derecha, ciudadanos es como un freelan que se vende al mejor postor, sin ningún valor ideológico rescatable, esto deja claro, que según lo que dijo monedero en la primavera de hace un año, estaba referido a las personas que ganan un salario mínimo y que votan a Vox o al PP, lo que hace surgir una pregunta, que a la vez será el núcleo de esta disertación ¿se puede ser un pobre de derechas? O sea ¿puede un pobre votar a Vox o a PP?.

La mayoría de las personas no entienden la diferencia entre lo que es la forma de gobierno o la estructuración del poder político, con el sistema económico que adopta un gobierno, lo que hace de suma importancia que en este caso lo definamos a si sea someramente, para que esto quede claro, las formas de gobierno son por ejemplo La monarquía, el imperio, la dictadura, la democracia, democracia centralizada, la monarquía parlamentaria, la república, minarquismo libertario, el anarco capitalismo, entre otros, por ejemplo el sistema de gobierno en España es de monarquía constitucional parlamentaria, que a su vez está sustentada de manera democrática para la escogencia del jefe de gobierno, que es elegido por medio del parlamento, en ejercicio de la representación que este hace del pueblo mediante mandato concedido a través del voto, libre. 

Ahora bien, cuando se habla de los sistemas económicos, nos referimos a la forma en la que se organiza la economía de un país, es algo totalmente diferente a la su forma de gobierno, pues la mayoría de los sistemas económicos son compatibles con casi cualquier forma de gobierno, para hablar de ejemplos tenemos el esclavismo, sistema colonial, el feudalismo, mercantilismo, el socialismo, el capitalismo, la autarquía, el comunismo, anarco comunismo, anarco capitalismo y modelos económicos mixtos. El esclavismo fue el sistema económico que sustento la economía romana, siendo roma monarquía, republica e imperio, durante todos estos periodos, sustento su economía en el uso y comercio de esclavos, por otra parte, tenemos el socialismo y el comunismo real, que fue el sistema económico que usaron los dictadores que se escondieron detrás de la supuesta democracia centralizada que gobernó la URSS, luego de la revolución bolchevique, y claro también tenemos un ejemplo de que las dictaduras pueden ser capitalistas, como fue el caso de Pinochet en Chile en la década de los ochentas.

Volviendo entonces sobre el capitalismo, este no una forma de gobierno, ni siquiera es una ideología, es simplemente una forma de organización de la economía, un modelo o sistema económico. En el capitalismo existe la liberta de empresa, recibe este nombre, porque consiste en que aquellas personas que tienen “capital” o sea dinero suficiente, invierten ese dinero en la creación de empresas o negocios, los cuales conocemos como medios de producción, por lo tanto, las personas no pueden ser de ideología capitalista; un capitalista, es el dueño de medio de producción, instalado libremente, tomando y asumiendo los riesgo que ese proyecto de inversión le va a traer, esta es la forma más clásica de explicarlo, sin embargo, es una definición que considero válida para lo que ocurría en el siglo XIX, en la actualidad se puede crear empresas y producir ingentes cantidades de dinero con la mínima inversión, figuras como el trabajo autónomo, o el aumento del trabajo en el área de venta de servicios, modificó el concepto de capitalista, pues una persona con una laptop o con un teléfono celular, pueden trabajar, crear productos digitales, hacer televentas o ventas por internet sin necesidad de tener más empleados o una estructura industria o simplemente el ejercicio de una profesión liberal como el derecho o la ingeniería, donde el profesional, puede prestar sus servicios sin tener una infraestructura especialmente compleja.

Lo anterior, ha hecho que definir como capitalista a una persona, sea un acto mas complejo, que identificarlo como un sujeto con medios económicos, pues como lo dijimos, en el mundo actual, los medios de producción, se han hecho, bastante diversos, lo que permite que una persona, invierta poco y gane mucho en relación con ese medio de producción, trabaje como autónomo, pague sus impuestos, y hasta sea una PYME unipersonal, lo que no implicaría per se, que estemos hablando de un millonario, es el primer gran golpe a la teoría de los rojos, que quieren dividir el mundo en clases sociales, ricos y pobres, capitalistas y trabajadores, o cualquiera similar relacionada con el poder adquisitivo o el linaje de origen, quedando mal parados, pues la actualidad marca otras reglas mucho más complejas que eso y nos obliga a ir mas profundo para identificar si un pobre puede votar o pensar hacia la derecha del espectro político.

Ya, esperando que esté claro el asunto de que no se requiere ser millonario en la actualidad para entenderse como capitalista, y que incluso, se puede ser una persona que trabaja como autónomo, ser dueño de tus propios medios de producción, ganar al mes el equivalente a un salario mínimo y ser capitalista, desmontando el eje angular de la teoría de los PODEMITAS y zurdos en general, eso lo único que nos deja claro, es que esta gente no ha leído a Marx o si lo han leído, no lo entendieron, y si lo entendieron, actúan con mucha maldad, porque manipulan la información para ponerla a favor de su discurso.

Los partidos de derecha en general, son partidos que buscan y respetan la libertad, vista esta como ese derecho a la autodeterminación, personal y social, dejar hacer, dejar vivir, dejar invertir, dejar producir, dejar que las personas sean libres en sus decisiones y pensamientos, las libertades y derechos civiles en pleno ejercicio, con la menor intervención del estado, estos partidos de derecha que hay en España, partidos como VOX y PP, son partidos que respetan la constitución, que no pretenden la anulación del individuo, al contrario, VOX predica la libertad de expresión, de cultos y de ideas, tanto en sus estatutos, como en sus propuestas, es el claro ejemplo de un partido liberal conservador, clásico, respetuoso de las libertades, que prodiga un plan económico responsable y el respeto por los derechos de todos los ciudadanos.

Los partidos de izquierda, han decidido imponer sus ideas por la fuerza de la ley, acosan a los ciudadanos con altos impuestos, que afectan a todos los niveles de la sociedad, han permitido que la dictadura de lo políticamente correcto pulule por todo el territorio español, atacan el sentimiento patriótico de los individuos, se tiene que andar con vergüenza de ser español o sentirse español, han hecho tantas divisiones, que cada vez más los jóvenes tienen miedo de conformar familias, porque los gobiernos de izquierda han vuelto al positivismo del derecho penal de autor, basado en el género, personas o empresas afines a los partidos de izquierda, dominan los verificados de contenido en las redes sociales, limitando desde la empresa privada el derecho a la libertad de expresión de los ciudadanos, han implantado un sistema educativo nefasto, en el que el tema más importante es el género, el sexo, el placer sexual, dejando de lado conocimientos, como la ciencia, la geografía, la filosofía entre muchos otros relegados a un segundo plano.

En otras palabras, los partidos de izquierda, concentraron su accionar en 2 ejes fundamentales, por un lago el gasto público que sustenta las ayudas sociales, que a su vez generan una dependencia del elector y es una forma maquillada de compra de votos de manera directa con recursos públicos, así se mantiene una red de ciudadanos dependientes que lactan del estado todos los meses, además que su discurso se enmarca en el otorgamiento de cosas gratis, salud gratis, pensiones públicas y subsidias, educación gratuita, que al final no son gratuitas, son pagadas con los impuestos que todos pagamos, pero no todos los impuestos se gastan en eso, sino que gran parte del mismo se dedica a la promoción de políticas ideológicas, que no guardan ningún provecho para la sociedad.

Entonces cuando los ciudadanos, sin importar lo que ganen al mes, identifican que el problema es que sus impuestos están siendo gastados de manera incorrecta, que sus libertades se están restringiendo cada día más, y termina eso siendo el motivo que los lleva a votar, por partidos de derecha, en otras palabras, no se requiere ser capitalista para votar por un partido de derechas, se requiere tener un pensamiento liberal, así no se sea consciente de que se es liberal, el liberalismo pretende que se cobren menos impuestos, lo que se ve claro en los discursos de VOX y PP, la gente quiere pagar menos impuestos, porque cada día sus salarios les alcanzan para menos, pero no solamente esto, cada día se vive más inseguridad en las ciudades, esa inseguridad es causada por extranjeros. La inseguridad es un problema que limita la libertad de las personas y si encuentran un partido, que ofrece buscar la solución del problema de la inseguridad, pues el pueblo votará por ese partido, así mismo ocurre con el gasto publico desmedido, sin importar cuanto ganes al mes, si te das cuenta que los políticos están gastando muy mal tu dinero, como 20.300 millones de euros en chiringuitos de género y para la falsa protección de los derechos de las mujeres a través del feminismo que terminó arrollando el derecho a la igualdad ante la ley de todos los hombres, al final decides cambiar de tendencia ideológica, y migrar hacia aquella en la que tengas mejores posibilidades económicas y sociales de crecer.

El gran esfuerzo de la izquierda en llevar su ideología al límite, la intransigencia ideológica, frente a la crudeza de la realidad, los llevó a no pensar más en el pueblo, en el obrero, en el que gana poco, ellos desconectaron de esa realidad, y se posicionaron solamente en sus supuestos ideológicos e identitarios, defendiendo políticas que laceran directamente la economía y la moral del elector de las bases de los partidos, de esos que ganan un salario mínimo o menos que esto, la izquierda española se convirtió en el verdugo de sus electores, hizo todos los méritos para ser despreciada por el pueblo llano, por el menos favorecido, pues con sus políticas lo ha arrinconado, perseguido, juzgado, sancionado, encerrado y expoliado, esto unido a que la idea de capitalismo ha cambiado, cualquiera puede iniciar su propio negocio, sin necesidad de una fortuna, constituir una empresa en España requiere del ahorro del salario de 4 meses, montan un negocio requiere de menos, aunque no sea tan fácil es muy fácil, no se requiere miles de millones para ser autónomo y su propio jefe, así que el planteamiento hecho por Monedero, se queda sin peso y sin sustento, pues lo que quieren los españoles es libertad, la libertad que ofrecen partido como Vox y PP, no se requiere ser un genio, para ver que el 9% de inflación te hace un 9% más pobre sin importar lo que ganes, que tus ahorros ahora cuestan un 9% menos.

El pensamiento liberal si es una ideología, es la idea de vivir con la menor intervención del estado, entre menor sea la intervención del estado en nuestras vidas, mejor será esta, entre menos reglamentaciones existan más empleo se puede crear, entre más empleo se cree, más dinero ganan las personas más pobres, entre más dinero ganan las personas más pobres, menos pobres son, el liberalismo es la ideología que siguen las personas que propenden por un estado más pequeño, por una menor intervención del estado, por menos impuestos, por menos despilfarro de esos impuestos, por la reducción de la deuda pública interna y externa, son liberales, o libertarios, los liberares también respetan tres principios básicos: el derecho a la vida, el derecho a la libertad individual o sea el respeto irrestricto del proyecto de vida de los demás y el respeto y protección máximo a la propiedad privada.

En conclusión, los obreros de derecha no son capitalista, ni son tontos o gilipolla,  los obreros de derecha solamente son personas, que buscan la libertad que se encuentra en la derecha, buscan que se respete su derecho a pensar libremente, a no ser adoctrinados, a moverse libremente por el territorio, son personas, que quieren trabajar, ahorra e invertir para ser independientes y que son conscientes que con la gran presión y esfuerzo fiscal que soportan actualmente no lo van a poder hacer jamás, los obreros de derecha aman su patria, se sienten españoles, están orgullosos de serlo, quieren que se defienda la soberanía, que sean defendidos ellos, no pensamientos globalistas, comunistas o socialistas, que pretenden la desaparición de la identidad nacional española, eso demuestra que esos obreros de derecha son más inteligentes, que los obreros que aún siguen segados por la izquierda, y que siguen comprando todos los discursos de los gratis y de la subvención. 

Hasta el próximo articulo…

Artículos relacionados

Artículos recientes

Colabora con Comando Libertad mediante Paypal
Gracias por colaborar