LAS ELECCIONES ANDALUZAS, UNA MIRADA EN CLAVE NACIONAL.

Noticias en comando libertad

Hoy se definirán las elecciones autonómicas de Andalucía y aunque no le creo mucho a las encuestas, no se espera que VOX de el zarpazo, sino que se convierta en Andalucía en la tercera fuerza política, en todo caso, guardo la esperanza de una sorpresa de grandes magnitudes y que contradiciendo todas las encuestas apesebradas, se sobrepasen todas las expectativas que hay en la actualidad y que Macarena obtenga la tan anhelada mayoría.

Pero luego, saliendo del campo de los deseos, hay que ver y entender que estas elecciones se deben interpretar en clave nacional, que el impacto general se va desplazar por todo el Reino como la onda de una piedra que cae a un lago extendiendo sus consecuencias incluso hasta más allá de las elecciones municipales.

Las promesas de VOX hacen temblar de miedo al sistema dopado de subvenciones, aterra a esa cultura política rancia, antigua y abyecta que se sustenta en las redes clientelares de toda la vida, de los liberados sindicales, de los puestos sin silla en los ayuntamientos, en los políticos sobre pagados, en el excesiva cantidad de funcionarios públicos, y en la manutención de asociaciones, fundaciones y sindicatos que no ofrecen ninguna ayuda real a la sociedad, que más bien son un cargo para todos porque hay multitud de estas haciendo 2 y 4 veces el mismo trabajo en cada territorio.

VOX ofrece una reforma laboral que beneficie el empleo, una reforma fiscal y claro está la reducción del gasto público, esto afectaría a una gran cantidad de personas en España, se dice que hay más de 2,83 millones de empleados públicos y contando, si se aplicaran la política de VOX de reducción del 20% en la nómina publica, ese número se tendría que reducir en 566.000 empleados públicos, al igual que los cargo políticos, pasarían de 73.197 a 58.557,  significa que la burocracia caería de una manera estrepitosa,  pero se ahorraría el 20% de la inversión que se hace en ese rubro, es de aclarar que eso no se puede hacer con una firma, eso es un proceso de años y se debe ejecutar paulatinamente porque no se pueden enviar todas esas personas al paro sin otra alternativa.

Por su parte los sindicatos suponen en el Reino un gasto anual de casi 90 millones de euros solo del nivel central, sin contar las subvenciones autonómicas, más los 525 millones directos, adicionando los 20.000 millones transversales del ministerio de igualdad,  los 67 millones del ministerio de consumo, los 6.047 millones del ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los 510 millones del ministerio de Política Territorial, también se deben sumar los 188 millones del ministerio de la presidencia, y es importante señalar que se incluyen en  esta lista los 470 millones del ministerio de derechos sociales y agenda 2030, se  agregan los 181.932 millones de euros del ministerio inclusión, seguridad social y migración, dejando para cerrar esta cascada de millones el ministerio de universidades que tiene a cuenta  431 millones de euros.

Esto da un total de casi 209.000 millones de euros, que no todo esto es gasto inútil, pero en la actualidad es gasto politizado, usado para adoctrinar, alienar libertades, promocionar políticas antiespañolas, subvencionar la inmigración ilegal, apoyar políticas de género y LGTB y sobretodo en hacer gasto supuestamente en bienestar de la protección del medio ambiente(gasto ecolojeta), donde ese ministerio tiene un presupuesto superior al del ministerio de sanidad, para que se hagan una idea del despilfarro en esta forma de apesebrar electores y crear redes  clientelares(voto cautivo), que tienen las izquierdas, este presupuesto supera en 59.000 millones aproximadamente las ayudas ofrecidas por Europa, para el plan de recuperación.                                                       

La sola presencia de VOX, pone en riesgo estos gastos y esta forma de hacer político, esto unido a la visión política de protección de la vida y la familia, la promoción de la industria y la autosuficiencia agrícola, el plan de aguas nacional y el hecho de que VOX está en contra de las actuales políticas migratorias que son una forma de renovar la base electoral que pierden las izquierdas entre los españoles, en otras palabras no existe ninguna buena intención altruista detrás de permitir que miles de inmigrantes ilegales entren a España, en realidad es evidente, que lo que se pretende es suplir a los votantes que pierden las izquierdas, sin importarles lo más mínimo las consecuencias negativas, que ellos no viven y no sienten porque o disfrutan de casas pagadas por todos los españoles o viven en barrios de multimillonarios.

Esto que acabamos de decir, le da contexto a lo siguiente que analizaremos, porque tanto el PP, el PSOE y el resto de las izquierdas del Reino, se sustentan en esta forma de hacer política, usando el gasto público, para posicionarse políticamente, para cautivar electores, pero lo peor, cuando es usado para hacer ingeniería social desde la educación, modificando el natural proceso de socialización de las presentes y futuras generaciones.

Ahora miremos las alternativas de lo que ocurrirá hoy en la comunidad andaluza, en cuanto las posibilidades de triunfo entre los partidos y después analizaremos en cada caso lo que esto puede traer para la política nacional como consecuencia, que al final es lo que es importante, interpretar la realidad política tratando de ser lo más objetivo posible, claramente sin ser el suscrito un sujeto objetivo y sin darme ínfulas de serlo.

Los tres partidos con posibilidad de ganar realmente son PP, PSOE y VOX, la pregunta importante es con quien pactaría cada uno de estos y que efectos nacionales puede tener esta alianza, el sueño del PP es gobernar en solitario, pero al tañido de las campanas de las últimas encuestas publicadas, esa posibilidad está casi que descartada, pues no obtendría la mayoría necesaria para hacerlo, pero como dije antes no creo mucho en las encuestas.

El triunfo del PP, sin la tan ambicionada mayoría absoluta, lo obligaría a escoger entre PSOE o VOX, lo que le presenta un dilema que lo pone en la situación nada envidiable, de elegir entre acoger en su seno al partido que gobierna desde la Moncloa con filoetarras e independentistas, que lleva al Reino de España, justo al despeñadero, que gobernó durante 37 años Andalucía y la dejo siempre en los peores números posible, el mismo PSOE que se sustrajo 670 millones para gastarlos en meretrices y narcóticos,  eso equivaldría a decirle al pueblo andaluz que a él lo único que le importa es sentarse en el gobierno, sin importar los ribetes y remates de sus compañeros de coalición, en otras palabras que al igual que el residente de la Moncloa, el señor Pedro Sánchez, lo único que lo motiva es el poder y estar en el sin tener en cuenta previamente ninguna catadura moral o ética.

Pero el mensaje en clave nacional, es absurdamente dañino, significa de manera directa, que pase, lo que pase, si no gana VOX con mayoría absoluta, no sacaran los españoles al PSOE y a la izquierda PODEMITA de la Moncloa de ninguna manera, porque el PP, estaría dispuesto a estar con toda la izquierda antes que con VOX, claro el motivo de esto es evidente, y esta explicado más arriba, si VOX entrara a cualquier gobierno, sus condiciones serian ajustadas a su programa “ESPAÑA 2030”, recortes del gasto público y recortes en políticas identitarias.

Estas exigencias de VOX tiene mucho en contra de esa forma caduca de hacer política del PP y el PSOE, esa manera retardataria de tratar al elector, pues obliga a que se desarticulen las redes clientelares, impidiendo la oxigenación financiera y política de estos partidos, por ese mismo motivo Ayuso no acepta en Madrid que se les quiten las subvenciones a los sindicatos o a los chiringuitos, que no rinden cuentas de cómo se gastan el dinero público con el que los alimentan.

PP y PSOE saben que ese es el efecto fundamental de esa política de VOX, ellos lo llaman “quitarle derechos a los menos favorecidos” en realidad no se le quita ningún derecho a ninguna persona, simplemente se desmonetizan células de acción política camufladas y que en realidad desde ellas se mueven las redes clientelares.

Por su parte la alianza con VOX, le traería al PP, tener que ajustarse a esos recortes, a ser el niño malo que le quito las paguitas a los sindicatos,  a las asociaciones y fundaciones dejando sin base  las redes clientelares de toda la vida,  eso pondría muy nerviosos a los sindicatos y a la izquierda, que no salieron a quemar Valladolid, porque sabían lo que eso significaba, darle la razón a Santiago Abascal, que en la plaza publico les recordó que no salían por la electricidad, la gasolina o la inflación pero si saldrían por su dinero, y claro que tontos no son, si lo hacían eso tendría un efecto nefasto en  Andalucía en cuanto a las elecciones, incluso, voy hacer de Casandro, predigo que luego de las elecciones, iniciaran fuertes movilizaciones sindicales con otras excusas en Castilla y León.

El miedo más grande de los políticos del PP es que les digan fachas, que les digan extrema derecha, ellos quieren ser una especie de centro izquierda insípida, que no trae mejoras sustanciales, solo ofrecen equilibrio y  continuismo, o sea ellos son una especie de saneadores de las finanzas públicas, pero en realidad no atacan en nada el accionar ideológico de las izquierdas españolas, en otras palabras el PP comparte esa ideología de izquierda del PSOE, UPODEMOS, el PC y el resto de izquierdas polimórficas, por ello les es más fácil extender un cheques en blanco a la PSOE, ofreciendo abstenciones donde aquellos los necesitara, que hacerse el aliado natural de VOX.  

En otras palabras, el PP es un partido de izquierdas con un poco de claridad en lo económico, esto lo digo porque compra todo el paquete ideológico de la izquierda, y por ese motivo se ve tan incompatible con VOX, temen a una política de cambio, a que las futuras generaciones de españoles  dejen de ser corderos de manada, a que España se convierta un país de emprendedores y de empresarios, temen a que lleguemos a tener pleno empleo, a que se regulen las tasas de natalidad, a que los españoles dejen de ser dependiente del estado que los hace cautivos de tantas maneras, temen a que se fortalezca la iglesia católica y las costumbres de la fe y la moral cristiana.

Eso tiene como conclusión, que, si llegare a ganar JUAMA MORENOS, lo más probable es que gobierne con el PSOE y no con VOX, si llegare a gobernar con VOX, sería grave para el PP en clave nacional, porque donde esta VOX se nota lo que se hace cumpliendo su programa de gobierno, dejando en ridículo al PP, que se ve humillado frente a la izquierda, que le da donde más le duele, los pone en la derecha-derecha, sacándolos del centro izquierda donde se sienten tan cómodos, el PP está en una de esas disyuntivas, donde A el PSOE es malo para él y B o sea  VOX, también es malo para él, incluso C sería peor para el PP, porque si se presenta a la investidura si un acuerdo previo, lo deja en la posición de gobernar con una situación muy débil y a la merced de los vientos de las mayorías o de rodillas a la PSOE, o le toca repetir elecciones, donde su gente votara masivamente a VOX y a PSOE, sacándolo de la posibilidad de ser la primera fuerza política de Andalucía.

Los invito a que consigamos una silla y nos sentemos a ver como MORENO BONILLA, suda la gota gruesa, se enfrenta a su cruda realidad y veremos si toma, la mejor decisión para los andaluces y españoles o toma la mejor decisión para él y para la agenda 2030.  

HASTA EL PRÓXIMO ARTICULO.

Artículos relacionados

Artículos recientes

Colabora con Comando Libertad mediante Paypal
Gracias por colaborar